Amamantar y trabajar: ¡Logremos que sea posible!

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna con el objetivo de apoyar  y promover la leche materna como el mejor alimento para los infantes menores de 6 meses, mejorar la salud de los infantes y de las madres. Cada año la Alianza Mundial Pro Lactancia (WABA por sus siglas en inglés) selecciona un lema en el cual se trabaja por un año. Para el 2015 el lema es: “Amantar y trabajar: ¡Logremos que sea posible!”

Este lema ha sido seleccionado debido a la ausencia percibida de protección de la maternidad y de programas que aboguen por la lactancia materna en el lugar de trabajo, este problema fue identificado como urgente de resolver hace 25 años ya que en la Declaración de Innocenti 1990 fue planteada la meta referente a aprobar legislación que proteja los derechos de las madres en términos de la lactancia y establecer y facilitar los medios necesarios para su aplicación. Este se convirtió en lema para este año debido a que no se han logrado las metas planteadas 25 años atrás.

El derecho de la protección a la maternidad

Entre los objetivos que se buscan alcanzar este año están el informar a las madres trabajadoras sobre el derecho de la protección a la maternidad y la legislación que protege a las madres lactantes en cada uno de sus países, otro objetivo a rescatar es la importancia de velar por que la lactancia sea efectiva tanto en las madres que se desarrollan en un medio formal como informal de trabajo.

Además, se espera que se haga la abogacía y promoción necesaria para que todos nos involucremos y facilitemos las condiciones a las madres lactantes, ya que el que una mujer salga de su hogar para trabajar ya sea en un medio formal o informal no significa que está renunciando o no son compatibles sus derechos como madre. Los derechos entre países pueden variar, pero en general las madres deben conocer que los empleadores no pueden hacer diferencia entre mujeres solteras y casadas o con responsabilidades familiares para los efectos del trabajo, que una mujer en periodo de lactancia no puede ser despedida (siempre que no exista motivo justificado), toda trabajadora embarazada debe de gozar de un descanso durante los 30 días antes y 54 días después del parto con goce de sueldo y toda trabajadora en época de lactancia puede disponer en el lugar donde trabaja de media hora dos veces al día durante sus labores para alimentar a su hijo o hija.

Se podrán acumular las dos medias horas a que tiene derecho y entrar una hora después del inicio de la jornada o salir una hora antes de que ésta finalice, con el objeto de alimentar a su hijo o hija por los siguientes 10 meses después de regresar a su trabajo. Dicha hora debe ser remunerada y el incumplimiento dará lugar a la sanción correspondiente para el empleador.

Es necesario considerar que además del tiempo de licencia que las madres gozan pre y post natal, las madres necesitan un espacio adecuado no solamente en el trabajo sino en otros lugares públicos para amamantar y/o extraerse leche y sobre todo apoyo y tolerancia para que las mujeres puedan amamantar tanto en el trabajo como en lugares públicos. La WABA dice que lo que las mujeres necesitan para la adecuada protección de la maternidad se resume en las áreas genéricas de TIEMPO, ESPACIO y APOYO.

¿Qué ejemplo debemos seguir en América Latina? Venezuela

En Venezuela en 2012, la nueva Ley Laboral estableció para las trabajadoras, la licencia postnatal de 20 semanas, añadiendo seis semanas de licencia prenatal, equivalente a un total de seis meses y medio de licencia remunerada prenatal y posnatal. Además, el padre recibe 14 días de licencia postnatal y 21 días para los nacimientos múltiples con el fin de apoyar a la madre. La ley también requiere que cada empleador tenga un centro de educación temprana infantil y una sala de lactancia, y prevé dos recesos de 30 minutos para la lactancia materna si hay una sala de lactancia en el lugar de trabajo, o de lo contrario, una hora y media dos veces al día si no hubiese ninguna (tres horas en total).

¿Cómo puedes apoyar?

Conocer las legislaciones de tu país y monitorear regularmente la aplicación de las leyes y prácticas para asegurar que más mujeres reciban los beneficios de maternidad que les corresponden, en el caso que la mujer trabaje en el sector informal velar porque la madre tenga el apoyo necesario para tomar descansos y amamantar en público, solicitar en tu país que se apruebe licencia postnatal para el padre, apoyar a la madre trabajadora ya que no es tarea fácil equilibrar el trabajo y la maternidad y compartir información sobre la Semana Mundial de Lactancia Materna con tu familia, amistades, colegas, lugares de trabajo, autoridades locales, gobierno, y otros para promover que amamantar y trabajar sea posible. 

Este artículo fue publicado antes en: Latinamericanscience

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s